Amafe: C/Ruiz Perelló 7, 28028 Madrid  Teléfono de Información: 91 361 27 68 /30 01 Necesitamos Tu Ayuda!  Haz un Donativo

Preguntas Frecuentes

¿Qué es la salud mental?

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Dentro de esta definición más amplia, podemos concretar la salud mental como un estado de bienestar en el cual,  la persona  puede afrontar las tensiones normales de la vida, trabajar de forma productiva y llevar a cabo una participación activa en la comunidad.

La salud mental enfatiza  la promoción del bienestar más allá de los  problemas mentales, algo que tenemos que cuidar en nuestro día a día en pos de una vida plena y con sentido.

¿Qué es la enfermedad mental?
La enfermedad o trastorno mental es una alteración de las emociones, del pensamiento y/o del comportamiento, en que quedan afectados procesos psicológicos básicos. Ésto dificulta a la persona su adaptación al entorno cultural y social en el que vive, lo que conlleva la aparición de alguna forma de malestar subjetivo.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de psicosis o esquizofrenia?
La palabra psicosis se utiliza para describir un estado de la mente en el que se pierde el contacto con la realidad, alterando la forma en que la persona se relaciona con el mundo.

Hablamos de esquizofrenia cuando las experiencias psicóticas se mantienen en el tiempo y requieren un proceso de recuperación y tratamiento especializado.

Se trata de conceptos complejos y  difíciles de comprender en profundidad. Si quieres conocer más sobre ellos, te animamos a que consultes nuestra sección “Qué es la esquizofrenia”.

¿Cómo aparece la psicosis?
Cuando aparece la psicosis por primera vez, se produce una gran confusión. Aunque alguna vez la psicosis puede aparecer de manera súbita, normalmente suele hacerlo de forma progresiva. Ésto dificulta detectar que algo está pasando tanto para quien lo experimenta, como para el entorno más cercano.

Por ello, en un principio, se retrasa la búsqueda de ayuda especializada de los servicios de psiquiatría, a los que normalmente solo se acude cuando la situación es difícil de sostener.

Una vez detectada esta situación, se inicia el proceso de recuperación desde diferentes dispositivos de manera coordinada. Por ello, es muy importante, actuar cuanto antes: es más fácil recuperarse cuanto menos se pierde.

¿Cuáles son las causas de la esquizofrenia?
La aparición de la psicosis y de la esquizofrenia depende de numerosos factores. Algunos  hacen referencia a variables intrínsecas de la persona, como pueden ser su biología, su genética o su historia personal, mientras que otros aluden a desencadenantes que provienen del entorno, como eventos traumáticos, situaciones de gran estrés o consumo de tóxicos. Es la combinación de muchos de estos factores lo que puede terminar produciendo la aparición de la psicosis.

¿Cuáles son los desencadenantes?
Es importante destacar que no existe un único desencadenante. La complejidad de la mente hace que sean innumerables las variables que pueden influir en la aparición de un trastorno.

Así, podemos encontrarnos con factores de riesgo que pueden facilitar el inicio de experiencias psicóticas. Algunos de ellos pueden ser el consumo de tóxicos, sucesos vitales muy estresantes, cambios inesperados, vulnerabilidad genética o antecedentes de maltrato, entre muchos otros. A ello debemos sumar la capacidad de las personas para enfrentar y manejar estas situaciones. Por ello, el tratamiento no debe quedarse exclusivamente en la reducción de síntomas, sino que debe también abarcar las habilidades y herramientas del individuo para hacer frente a las diferentes dificultades que se irá encontrando a lo largo de su vida.

¿Cuál es el tratamiento?
Existen numerosas perspectivas y herramientas de tratamiento. La clave está en la integración de las diferentes alternativas terapéuticas y en detectar y actuar frente a los problemas cuanto antes. A través de tratamientos  psicológicos, farmacológicos, rehabilitadores y sociales, se logra una ayuda eficaz.

En el proceso terapéutico es clave la información veraz, el respeto y la confidencialidad. Asimismo, no podemos olvidar la importancia de la libertad en la toma de decisiones por parte de la persona afectada.

¿Se pueden recuperar las personas que tienen esquizofrenia?
Las personas que tienen esquizofrenia pueden recuperarse y, de hecho, la mayoría lo consiguen. Se trata por supuesto de un proceso complejo y, en ocasiones, puede requerir mucho tiempo, mucho trabajo y la acción coordinada de muchos profesionales. Hay muchas personas con esquizofrenia que disfrutan de una vida plena, puede que conlleve más esfuerzo, pero no por ello deja de ser posible.

La persona sigue siendo la misma, el amigo, el hijo… La psicosis o la esquizofrenia pueden implicar incomprensión y aislamiento, pero uno no deja de ser quién es por el hecho de tener un trastorno mental.

La evolución del pronóstico ha sido muy favorable con el paso de los años y no es, ni mucho menos, tan nefasto como se pensaba hace unas décadas.

Ayudar cuanto antes, de manera eficaz y coordinada, aumenta muy considerablemente las probabilidades de recuperación.

Opiniones de personas que tienen esquizofrenia (Vídeo)
A continuación podéis ver un vídeo en el que se ponen de manifiesto opiniones de personas con diagnóstico y familiares en torno a ciertas cuestiones clave.

¿Qué papel tienen los familiares en el proceso de recuperación?
El entorno familiar y su implicación en el proceso de recuperación son fundamentales. Pero las familias sostienen una responsabilidad para la que no han sido preparadas. Por ello, es fundamental implementar programas en los que se ayude a las familias a conocer y entender diferentes cuestiones relativas a la salud mental de su familiar y, por supuesto, de la suya propia.

Una unidad familiar informada y unida, que es capaz de ayudarse mutuamente, favorece notablemente la salud mental de todos sus miembros.

¿Qué importancia tienen las asociaciones de salud mental?
Las asociaciones de familiares y afectados tienen un importante doble papel: uno como apoyo a los familiares y a los afectados por el trastorno; y otro como grupo de presión social para crear las condiciones que impulsen políticas de prestación de servicios que favorezcan a este colectivo.

Las organizaciones de familiares son los interlocutores válidos para hacer presente a la administración las necesidades y derechos que sienten como prioritarias.

Además tienen una importante labor de proyección para la información y sensibilización social.

¿Una persona con discapacidad por enfermedad mental puede hacer cualquier tipo de trabajo?

Desde luego que sí, siempre que su perfil y formación sean adecuados para la realización de las tareas y funciones propias del puesto.